Agnieszka Radwanska jugó a la perfección, con tan solo cinco errores no forzados y superó a la checa Petra Kvitova por 6-2, 4-6 y 6-3, para convertirse en la primera jugadora polaca en ganar el Masters.

Comentarios

comentarios

Share This