El colombiano Nairo Quintana (Movistar), ganador del Giro de Italia, completó la clásica Dwars door Vlaanderen, su primera experiencia en un recorrido con tramos adoquinados, el temido pavé, que será protagonista en la cuarta etapa del Tour de Francia.

En su primer ensayo, Quintana superó los ocho tramos de pavé, aunque no disputó el triunfo, que finalmente correspondió al belga Jelle Wallays (Topsport).

El líder del Movistar entró en el puesto 78, a 7 minutos 2 segundos del ganador, rodeado de sus compañeros de equipo Fran Ventoso, John Gadret, Gorka Izagirre y Jonathan Castroviejo. Imanol Erviti lo hizo unos segundos antes.

El ciclista de Cómbita, reciente vencedor de la Tirreno-Adriático, resistió hasta los últimos 35 kilómetros junto a Fran Ventoso en el grupo de grandes favoritos, desgajado a partir del Taaienberg y del que saltaron Wallays, Theuns (TSV), Van Baarle (TCG) y Kwiatkowski (EQS) para luchar por ese orden el embalaje decisivo.

En la escuadra telefónica solo se dejó ver en cabeza el costarricense Andrey Amador, pero entró en un segundo grupo perseguidor a 1 minuto 29 segundos de Wallays. Amador dio la cara en la escuadra dirigida por Jaimerena y Chente García Acosta y se quedó a un puesto del mejor resultado histórico de Movistar al conseguir la decimotercera plaza.

En la jornada marcada por la lluvia, que dificultó el paso por las 12 cotas y los tramos adoquinados que salpicaron los 200 kilómetros entre Roesalere y Waregem, se produjeron varias caídas y cerca de 80 abandonos.

Comentarios

comentarios

Share This