El colombiano marcó gol en el triunfo del onceno español frente a Fiorentina. La final la disputará frente al Dnipro.

Sevilla venció 2-0 a la Fiorentina en Italia, con goles de Bacca y Carriço, en el partido de vuelta de las semifinales de la Europa League, sellando así un marcador global de 5-0, que le dio paso a la gran final de la competición. El equipo rojo es el actual campeón del torneo e intentará revalidar su corona.

El conjunto de Florencia tenía una tarea dura; debía, en primer lugar, mantener su arco en cero, y segundo marcar por lo menos tres tantos para forzar los penaltis.  Por esto y con la necesidad de marcar rápido, salió a buscar la portería contraria.

Así las cosas, el local intentó desde los primeros minutos penetrar la defensa española y con remates de media distancia se aproximó en repetidas ocasiones, sin embargo a los volantes y delanteros les faltaba puntería para crear verdadero peligro. Solo hasta el 16’ el guardameta  Sergio Rico se vio exigido por los italianos, en un remate de cabeza de Gonzalo Rodríguez que atajó abajo.

Pero el Sevilla sabía que el rival dejaba espacios en defensa y que con un gol prácticamente sentenciaba la serie. Fue así como al 22’, Ever Banega cobró un tiro libre de costado, el balón se coló hasta las 5 con 50 y allí apareció el colombiano Carlos Bacca, para rematar a quemarropa y marcar el gol que le dio tranquilidad al onceno español.

Tras el tanto en contra, el conjunto violeta estaba obligado a marcar 5 goles para clasificar. La tarea era casi imposible, y se hizo mucho más difícil al minuto 27, cuando Daniel Carriço marcó el segundo gol visitante, al rematar también en el área chica.

Con el 5-0 en el global, el juego perdió trascendencia. La Fiore siguió intentando, pero era claro que el ánimo de los jugadores había bajado.  Pizzarro, Ilicic y Valero  intentaron con remates que se fueron desviados. Así se fueron al descanso.

En el comienzo de la segunda mitad, La equipo taliano volvió a controlar el esférico y se fue en busca de un gol que por lo menos lo acercara al empate en el juego de vuelta. Sevilla, por otra parte, le bajó el ritmo al encuentro, intentó darle trámite y evitó correr riesgos innecesarios.

El equipo violeta tuvo la oportunidad de descontar al 67’, en un cobro de penalti ejecutado por Josip Ilicic, pero el volante lanzó el balón por encima del arco. Definitivamente, la Fiorentina no tenía fútbol ni suerte.

Al 70’, Carlos Bacca se fue sustituido por Kevin Gameiro, cuando ya había muy poco en juego. La producción ofensiva del Sevilla en la segunda mitad fue casi nula, no tenía nada por arriesgar y finiquitó tranquilo la serie, más allá de algunas oportunidades que creó el local.

Sevilla enfrentará en la gran final al Dnipro de Ucrania, en juego que se disputará en Varsovia.

Información gracias a Liga Postobon Deportes

Sígueme en Twitter: @99KevinGuerrero

Sígueme en Instagram: Kevin99Guerrero

Comentarios

comentarios

Share This